Qué no debemos desconocer en materia de primeros auxilios

Imagen cortesía de euroinnova.co

Andar en la calle nos puede poner delante de situaciones inimaginables o propias de una película. Por ello, como conductor debemos conocer determinados conocimientos sobre primeros auxilios. Nunca sabemos cuando podemos estar ante la necesidad de colaborar en un accidente o una persona descompensada.

Por supuesto que pensar en salvarle la vida a una persona puede parecer algo inalcanzable. Sin embargo, detalles mínimos pueden llevar a ser vital nuestra participación en momentos donde se puede debatir un conductor o un transeúnte entre la vida y la muerte.

Lesiones por quemaduras

Al encontrarnos con un o unos lesionados producto de quemaduras en un accidente, lo primero a procurar es retirar al mismo del lugar del hecho. En caso de constatar inhalación de vapores, se requiere cubrir las quemaduras. Luego realizar, en caso de ser necesario, respiración artificial y, de constatar que no hay pulso, practicar una reanimación cardiopulmonar.

Si la situación, tras el accidente, fue de contacto con sustancias químicas; lo primero a realizar es el lavado de la piel con abundante agua. Se deben cubrir las heridas con tela limpia, además de prestar atención si el agua puede generar reacciones del compuesto.

Heridas y hemorragias

Dos situaciones en las que podemos encontrarnos en un accidente, y que puede necesitar que hagamos uso de los primeros auxilios son heridas y hemorragias. Mientras llega la emergencia móvil, nuestra intervención puede ser vital en la vida del accidentado.

Una primera acción al encontrarnos con una herida, de carácter incisa, es cubrirla con una gasa. Posteriormente debemos buscar cómo hacer llegar a la persona herida a un centro de atención. Allí será fundamental la sutura de la piel para evitar problemas más graves.

En caso de heridas punzantes, el primer paso es una facilitación del sangrado. El objetivo con este trabajo es buscar que la sangre arrastre todo aquello que pudo haber entrado al cuerpo junto al objeto punzante.

Con relación a las hemorragias, es necesario conocer que el primer paso es aplicar alguna gasa o vendaje sobre la herida. Luego, debemos presionar sobre la misma y buscar elevar la parte lesionada por sobre la altura del corazón. Detalles a conocer, ante una hemorragia, es el control de la respiración y el pulso, como así también abrigarlo mientras la víctima es trasladada o llega la asistencia móvil al lugar del accidente.

Sobre el autor

Vcontenidos

0 comentarios

Deja una respuesta