La importancia de un buen uso del sistema de retención infantil en nuestro coche

Imagen cortesía de webconsultas.com

El sistema de retención infantil (SRI) suele ser obligatorio, en la gran mayoría de los países, hasta que el menor alcance una determinada edad o estatura. Ante esto es fundamental un uso y elección de la sillita que sea la adecuada al peso y altura del infante. También, no se debe dejar pasar por alto, la correcta instalación de la misma en el vehículo.

Las sillas infantiles suelen dividirse en función del peso del niño y respondiendo a la evolución del mismo. Es por ello que debe verificarse dentro del rango que se encuentra nuestro acompañante infantil para la elección de la misma.

  • Grupo 0: hasta 10 kg
  • Grupo 0+: hasta 13 kg
  • Grupo 1: 9 a 18 kg
  • Grupo 2: 15 a 25 kg
  • Grupo 3: 22 a 36 kg

Uso correcto de los SRI

Reconocer la importancia del uso de los SRI, en un vehículo, contribuye a una disminución de heridos y hasta víctimas mortales menores en accidentes de tráfico.  Pese a diferentes campañas de concientización, el uso correcto de estos sistemas de retención infantil no sigue aumentando a medida que los niños salen de su edad de lactancia.

Es fundamental la concientización de padres y madres sobre el uso continuo y correcto de los SRI dentro de un vehículo. Las medidas de seguridad apuntan a una utilización en todo momento, con las normas solicitadas a fin de evitar consecuencias mayores por no utilizarlos.

No cumplir con la normativa obligatoria del uso de los SRI puede ocasionar, en choques que no necesitan ser violentos, lesiones graves por la fragilidad de los cuerpos de los menores. 

Tras el cuidado de la vida de los menores que nos acompañan dentro del vehículo, un segundo aspecto a considerar es el administrativo. No cumplir con las normativas vigentes puede traer diferentes infracciones, que van desde multa económica hasta la pérdida de puntos en aquellos países que esta normativa se encuentra instalada.

Sugerencias sobre el uso correcto de los SRI

  • El menor debe ir sentado en un sitio que no dificulte la visibilidad del tráfico.
  • El viaje debe hacerse sin sacar al niño de la sillita. Cualquier impacto hará, por la gravedad, que el peso del menor aumenta 20 veces y nos resultará imposible sujetarlo.
  • En caso de dejar al menor con un familiar o amigo, debemos dejarle su sillita por si debe desplazarse en coche.
  • La silla de seguridad debe ser reemplazada por una nueva tras un accidente, sobre todo si esta ha recibido algún impacto.
  • Instalar la silla de seguridad en el asiento central trasero, pues es el área más segura del automóvil para ella. Si no es posible instalarla allí, entonces lo mejor es colocarla en un asiento lateral trasero. Instala la silla de seguridad en el asiento delantero (con el airbag desconectado) si y solo si no es posible instalarla en otro lugar, pues esta es el área menos segura del vehículo para ella.

Sobre el autor

Vcontenidos

0 comentarios

Deja una respuesta