Condiciones de los automóviles en los que se enseña a conducir

Condiciones de los automóviles en los que se enseña a conducir

Las condiciones que deben cumplir los automóviles en los que se enseña a conducir suelen ser desconocidas.

Sin embargo, según la normativa del art.4 de la Orden reguladora en España los vehículos donde se enseñe a manejar deben cumplir con determinadas características.

Una de las más importantes es la relacionada con los dobles mandos de freno y acelerador y en determinados casos de embrague. Deben ser de alta eficacia y contar con un dispositivo acoplado a los pedales del doble mando.

Así mismo cuando el acompañante utilice dichos pedales, se reflejará una señal óptica de color rojo y otra acústica. La señal será visible en el tablero de instrumentos cuando esté conectado.

Tanto la posición como la intensidad de las señales acústicas y ópticas, deben ser las adecuadas al reflejarse en el tablero de instrumentos. Todo con el fin de que sean fácilmente perceptibles por el examinador.

Los automóviles en los que se enseña a conducir

Deben contar con dos espejos retrovisores a cada lado, así como uno exterior y otro interior.

  • Contar con la dotación de cambio de velocidades y embrague no automático ni semiautomático.
  • Estar inscritos en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico.
  • Llevar la señalización adecuada tanto en la parte delantera como trasera, mientras esté circulando por motivos de aprendizaje. Deben llevar la señal V-14, una placa de 20 cm ancho por 30 cm de alto de fondo rojo sobre el que sobresale una letra L en color blanco y un recuadro la palabra «Prácticas» en letras rojas y fondo blanco.
  • Las placas deben llevar troquelada la matrícula del vehículo junto con el sello de la Jefatura Provincial de Tráfico. Una vez terminen la validez de la licencia, deberán ser entregadas a la Jefatura para quedar sin uso.
  • Contar con el doble mando de freno y embrague y de acelerador, con suficiente eficacia.
  • El vehículo tendrá dos puertas laterales y carrocería cerrada.
  • Tendrá que disponer de reposacabezas delanteros y traseros.
  • Mantenerse en perfecto estado de limpieza e higiene, conservación, eficacia y seguridad.
  • Realizar las revisiones técnicas periódicas.
  • Mantener actualizada la documentación reglamentaria para su circulación y la enseñanza de la conducción.

Sobre el autor

Vcontenidos

0 comentarios

Deja una respuesta