¿Cómo obtener el carnet de conducir cuando se tiene discapacidad auditiva?

¿Cómo obtener el carnet de conducir cuando se tiene discapacidad auditiva?
Imagen cortesía de understood.org

La sordera o hipoacusia está clasificada de manera formal como discapacidad auditiva, y aunque puede llegar a limitar a las personas de realizar distintas actividades con normalidad, manejar un vehículo no está incluido dentro estas.

Para las personas sordas existe la posibilidad de conducir coches o motos de manera autorizada y con absoluta legalidad, basta con que cumplan con los pasos necesarios hasta lograr la emisión del carnet de conducir para sordos y personas con hipoacusia.

Las autoescuelas cuentan con el personal, la tecnología, los dispositivos y los vehículos necesarios para que las personas con sordera o hipoacusia puedan realizar la formación teórica y práctica que les son necesarias para obtener el permiso de manejo.

En las autoescuelas los instructores se valen de distintas herramientas de apoyo visual como videos, imágenes y programas de simulación, en los que se manejan el lenguaje de señas y el lenguaje escrito convencional para impartir las clases teóricas.

Las clases prácticas son desarrolladas por profesores experimentados, altamente calificados en lenguaje de señas, y pueden darse inicialmente en un lugar privado o circuitos cerrados, para luego llevar al alumno a vías con tráfico público.

Ya sea que se busque obtener el carnet de moto o de coche, las personas con sordera deben cumplir con conocer los manuales correspondientes al igual que los demás aspirantes a obtener la licencia de manejo.

¿Por qué obtener el carnet de conducir cuando se tiene discapacidad auditiva en una autoescuela?

Acudir a una autoescuela para obtener el carnet de conducir cuando se tiene discapacidad auditiva es la mejor decisión.

Estos centros se encargan de planificar y poner a disposición de cada persona los materiales y pruebas necesarias para realizar los distintos exámenes tanto teórico como práctico de circulación, así como las actividades previas de maniobra segura.

Inscribirse en una autoescuela brinda a las personas sordas la posibilidad de participar en clases teóricas  y prácticas en lengua de señas, a la par de acceder al material didáctico ajustado a la limitación auditiva, evitando que esta condición merme las posibilidades de obtener permiso con éxito.

Sobre el autor

Vcontenidos

0 comentarios

Deja una respuesta