4 consejos para conducir en el extranjero

Imagen cortesía de expansion.com

Muchas veces, tanto con familia como con amigos, se plantean viajes al extranjero o se planifica el alquiler de vehículos cuando nos encontramos de vacaciones en otro país. Un aspecto general que no se puede obviar es la cultura que el lugar tiene en materia de manejo.

Por ello, vamos a detallar 4 consejos para conducir en el extranjero:

1.- Conocimiento de las leyes de tráfico: En general hay una estandarización de las normativas de tránsito a nivel mundial, aun así, debemos tener en cuenta que puede haber situaciones que sean diferentes en donde estamos. 

Se debe conocer aspectos concernientes al reglamento específico de circulación en el sitio donde nos encontremos. Las reglas de tránsito cuentan con diferencias, en algunos países. En caso de alquilar un vehículo, debemos sacarnos todas las dudas en la propia agencia de alquiler.

2.- Verificación de los documentos de identificación: Aunque salgamos de vacaciones, siempre es un buen punto andar con toda la documentación necesaria para circular. Tanto por lo que puede ser una emergencia, como así también por aquella situación que pueda darse de manejar un vehículo para conocer, con nuestros propios tiempos, algunos lugares del sitio en donde estamos vacacionando. 

3.-  Acercarse a la cultura de conducción local: Por más que seamos hiperresponsables en nuestro país, es menester investigar aquellos tips del tránsito propios del sitio donde nos encontramos. El manejo de los giros, el respeto al peatón y ciclista, como así también las velocidades mínimas y máximas son aspectos a tener conocimiento

Al encontrarnos de vacaciones manejar más liberados, implicando esto superar muchas veces las velocidades establecidas. Una multa en el extranjero puede traernos complicaciones para el viaje de vuelta como así también para algún trámite relacionado con la conducción a futuro, aunque nuestro propio país. 

4.- No olvidarse los elementos esenciales: Además de la documentación, estamos hablando de identificación personal, libreta o carnet de conducir y, por supuestos, si viajamos en coche propio, toda aquella información que acredite nuestra propiedad como así también el seguro. 

Los asientos para niños son también exigencias y, según el país a donde nos traslademos, suelen tener determinadas normativas que no pueden obviarse. Otro aspecto esencial es, en caso de viajar con un vehículo propio, el chequeo del automóvil para detectar problemas con tiempo y evitar sorpresas durante el viaje.

Sobre el autor

Vcontenidos

0 comentarios

Deja una respuesta