Vídeo curso autoescuela: Operaciones de carga y descarga

Independientemente de la carga transportada se pueden dar algunos consejos generales para el transporte seguro de mercancías:

Las formas fundamentales de sujeción de la carga se basan en la contención del movimiento, ya sea por el efecto de un elemento de retención inamovible en contacto directo con la carga, o indirectamente, aumentando la fricción de la carga sobre su superficie de apoyo mediante tensores y la ayuda de materiales antideslizantes.

El número exacto y tipo de medidas de trincaje de la carga vendrá determinado por el peso de la carga y la capacidad resistente de los elementos de sujeción de la misma.

Una condición básica de seguridad es que el equipamiento, tanto elementos de trincaje como puntos de amarre del propio vehículo, sea lo suficientemente resistente para la carga a transportar.

Las vibraciones y perturbaciones dinámicas durante el transporte con un vehículo favorecen el deslizamiento de la carga, por lo que ésta deberá siempre amarrarse cuando menos para amortiguar dichas vibraciones y su efecto.

El empleo de materiales antideslizantes es altamente recomendable para optimizar la eficacia de los elementos de trincaje y minimizar la posibilidad de deslizamiento de la carga cuando estos materiales se utilizan en combinación con otras medidas de sujeción adicionales.

La supresión de los huecos en la distribución de la carga, tanto en sentido longitudinal como transversal al vehículo de transporte, mediante un llenado de la superficie de carga lo más completo posible, constituye un principio fundamental de la seguridad de la carga.

Cuando no sea posible ocupar toda la superficie de carga y queden huecos respecto a los límites de contención de la misma, y entre la propia carga, dichos huecos deberán rellenarse mediante elementos accesorios y apuntalamientos de la resistencia suficiente para el peso de la carga transportada.

El uso de cantoneras preserva la calidad de los elementos de trincaje, ayudando a evitar accidentes por deterioro de los mismos, y ayuda a una distribución más homogénea de la tensión ejercida por dichos útiles de trincaje, lo que repercute favorablemente sobre la seguridad de la carga.

Durante el viaje debe revisarse con frecuencia el estado de la carga y la eficacia de los medios de trincaje, comprobando la tensión de los mismos y reajustándola en caso necesario.

Adquiera nuestro vídeo curso en DVD o en MP4

Javier Merino
Profesor de Formación Vial

Sobre el autor

Carmen Alfonso

Blog dedicado a la conducción, las autoescuelas y la seguridad vial. Está creado por un grupo de profesionales de la formación vial que comparten inquietudes y experiencias. Aquí podrás encontrar información variada sobre el día a día de la autoescuela, exámenes, test o novedades y consejos para una conducción más segura.

0 comentarios

Deja un comentario