10 consejos para reducir los riesgos de la climatología adversa

temporal-nieve

La climatología adversa es un factor de riesgo más para la conducción y este mes de noviembre y el diciembre próximo ya son meses que sin duda se caracterizan por el frío, nevadas, lluvias… por eso hoy os queremos dejar unos consejos para evitar que durante tus desplazamientos la climatología adversa te juege una mala pasada.

La climatología adversa puede provocar que perdamos el control del vehículo, que disminuya la adherencia y nos puede provocar fatiga extrema.

10 consejos para reducir los riesgos de la climatología adversa:

1. Revisa el estado del vehículo, los niveles de líquidos, estado de frenos y dirección, lámparas y faros, batería y el dibujo de los neumáticos y las escobillas.

2. Lleva cadenas o neumáticos de invierno si circulas por zonas con riesgo de nieve, también son imprescindibles los triángulos de emergencia, los chalecos reflectantes, herramientas, una manta o fusibles de repuesto.

3. Programa el desplazamiento con antelación y estudia el trayecto, informaté en la DGT para conocer el estado de las carreteras y autovías y no te fijes una hora de llegada.

4. Es mejor no comenzar un viaje después del salir del trabajo ya que aumenta el riesgo de fatiga. Además como la conducción invernal aumenta la fatiga y reduce la capacidad de conducción hay que hacer descansos frecuentes y recomendable consumir refrescos.

5. Bajo ningún concepto consumas alcohol ni drogas y respeta las normas de circulación. Y recuerda que alguna medicación puede producir somnolencia.

6. Mantén la distancia de seguridad, sobre todo en caso de lluvia, niebla, hielo o nieve, y prevea situaciones de peligro con tiempo suficiente, indicando de la situación al resto de los conductores.

7. En caso de observar o sufrir un accidente, recuerda la conducta PAS: prevenir nuevos riesgos, avisar a las emergencias y socorrer a los heridos en los casos de extrema gravedad.

8. Lleva el móvil cargado, para avisar en caso necesario, pero no lo utilices ni mandes mensajes cuando estés al mando del vehículo.

9. Si aparcas en una zona con riesgo de heladas, prevee la congelación de las pastillas de freno. Además, ten en cuenta levantar los limpiaparabrisas, ya que el peso de la nieve puede romper los ejes.

10. En caso de que una nevada te inmovilice deja libre la vía para las máquinas quitanieves, apaga el motor y no salga del vehículo, es bueno tener siempre combustible para usar la calefacción en caso de emergencia.

Sobre el autor

Carmen Alfonso Galán

Blog dedicado a la conducción, las autoescuelas y la seguridad vial. Está creado por un grupo de profesionales de la formación vial que comparten inquietudes y experiencias. Aquí podrás encontrar información variada sobre el día a día de la autoescuela, exámenes, test o novedades y consejos para una conducción más segura.

0 comentarios

Deja un comentario